Punt de vista

En los talleres Punt de vista utilizamos la fotografía participativa con personas y colectivos vulnerables socialmente que no siempre tienen acceso al lenguaje fotográfico y cuentan con poca visibilidad. Nos servimos de la fotografía como herramienta de expresión y transformación personal y social para acompañar procesos creativos, reforzar la identidad, cuestionar categorías y promover la inclusión social.

Material sensible
Los abusos sexuales en la infancia no han disminuido con el tiempo; la diferencia es que ahora se habla más de ellos y cada vez hay más denuncias. Utilizamos la fotografía participativa en un proyecto dirigido a personas en proceso terapéutico dentro de la Fundación Vicki Bernadet. El objetivo es acompañarles en su recuperación y ofrecerles la imagen como herramienta de expresión para que cada uno encuentre la manera de reconstruir su propio relato.
más información
Más gente genial
Proyecto que da continuidad a experiencias previas de fotografía participativa en el barrio barcelonés de Sant Martí y pretende reafirmar el vínculo iniciado entre personas que habitan un mismo entorno de convivencia para dar un paso más en la desestigmatización de los problemas de salud mental. A través de la apertura a nuevos participantes, un grupo "mixto" de personas con y sin diagnóstico intercambian habilidades y aprendizajes, fortaleciendo el compromiso hacia el otro.
más información
Gente genial
Durante cuatro meses, diez fotógrafos amateurs diagnosticados de algún problema de salud mental salieron a la calle y se convirtieron en los retratistas de los vecinos de su barrio con la ayuda de un estudio móvil. A partir de estas experiencias directas de contacto con el otro, se abrió una vía para la creación de nuevos vínculos entre personas de un mismo barrio.
más información
Déjame ser yo
La adolescencia es un enigma. Para alguien que desde fuera se plantee trabajar con su intimidad, el mundo reservado del adolescente no es de fácil acceso. Durante seis meses celebramos un taller de fotografía para que ellos mismos nos descubrieran este mundo, sin juicio, sin miedo, con susto quizá, pero con verdad.
más información
Cadaunería
Aprender a mirar se puede entender como una actitud, un compromiso personal y un descubrimiento de la intención que hay detrás de la mirada. Durante cuatro meses, los participantes de este taller de fotografía, personas diagnosticadas de algún problema de salud mental pudieron profundizar en su capacidad de expresión creativa a través de una cámara fotográfica.
más información
Paisajes personales
Utilizando la fotografía no sólo como un registro testimonial sino como descubrimiento y reafirmación del propio punto de vista, un grupo de adolescentes migrantes exploró durante cuatro meses la posibilidad de utilizar las imágenes como vehículos de expresión de aquello que sentían.
más información
Con voz propia
Con el objetivo de acercar el lenguaje fotográfico a los participantes como herramienta de expresión de su propia realidad, celebramos los dos primeros talleres de fotografía participativa con personas diagnosticadas de algún problema de salud mental. El proyecto fue ideado y se llevó a cabo de la mano de nuestra socia, la fotógrafa Patricia Esteve.
más información
Resistirse a olvidar
La idea de crear un método terapéutico del uso de la fotografía y material fotográfico útil para personas que padecen Alzheimer y otras demencias, fue el origen de este taller diseñado para ellos, sus cuidadores y familiares. El proyecto fue ideado y se llevó a cabo de la mano del fotógrafo Jordi Oliver.
más información
Aprender a mirar a los 70
Primera experiencia de taller de fotografía participativa que nace con la ilusión de que colectivos con poca visibilidad en la sociedad puedan hablar en primera persona. El taller fue ideado y conducido por Caro García, alma máter de los talleres Punt de Vista, y dirigido a personas mayores con el objetivo de descubrir nuevas perspectivas y formas de mirar a través de una cámara.
más información