Archivo del Autor: psv

‘Material sensible’ 2022: efemérides y novedades

En 2022 se cumplen 20 años del origen de ‘Material sensible, el proyecto participativo de creación fotográfica para personas que han sufrido abusos sexuales en la infancia (ASI), que Fundación Photographic realiza en colaboración con Fundación Vicki Bernadet.

Una efemérides que celebramos al mismo tiempo que amplíamos la necesaria difusión de esta grave problemática social, acercando a las escuelas este proyecto y preparando un documental.

Dos décadas del inicio de una gran colaboración

Portada del magazine de La Vanguardia dedicada al reportaje El silencio roto

Portada del reportaje que fue la semilla de ‘Material sensible’.

Fue en 2002 cuando Photographic y Vicki Bernadet colaboramos por primera vez, dando lugar a “El silencio roto” , primer reportaje de investigación en nuestro país en el que personas que habían sufrido ASI ofrecían sus valientes testimonios acerca de las experiencias vividas y sus consecuencias. La pieza se publicó en el Magazine de La Vanguardia, con textos de Mercedes de la Rosa y fotografías de Ana Jiménez. y contribuyó a dar a conocer esta lacra social, que afecta a uno de cada cinco menores  de edad.

La reacción del público fue inmediata y, durante dos semanas, se sucedieron las llamadas constantes de personas pidiendo ayuda y consejo, llegando a colapsar en numerosas ocasiones las líneas telefónicas de la Fundación Vicki Bernadet (entonces, asociación Fada), las de Photographic Social Vision y las de La Vanguardia.

Una respuesta ciudadana que nos hizo comprender que el buen fotoperiodismo, el que trata los temas con la profundidad, rigor y sensibilidad que merecen, posee una función clave en la sensibilización y concienciación de la sociedad, y que la misión de Photographic de transformar a las personas a través de la fotografía, definitivamente  tenía sentido.

Además, el reportaje no solo gozó de un gran impacto social, sino que fue la semilla de una larga colaboración entre las dos entidades implicadas que acabó derivando en la creación de ‘Material sensible’, uno de nuestros proyectos más queridos, que celebró su primera edición en 2017.

Un proyecto con mucho futuro por delante

Dos décadas después de aquel reportaje pionero en España, Material sensible sigue adelante. En breve, la Fundación Vicki Bernadet iniciará el proceso de selección de participantes para la 4ª edición del proyecto, que en septiembre iniciará sus sesiones de creación fotográfica y se extenderán durante seis meses, mostrando sus resultados al público en una exposición que ya se celebrará en 2023.

Pero como decíamos al principio, este 2022 también supondrá la aportación de varias novedades que harán crecer este proyecto.

‘Material sensible’ se acerca a las escuelas

Foto de unos columpios, de Rosa Rigall, participante de Material sensible

© Rosa Rigall

En el mes de mayo de 2022 iniciamos una serie de talleres de sensibilización en escuelas, dirigidos alumnos de secundaria y bachillerato, a partir de 14 años. Esta es una nueva actividad educativa, que combina el análisis visual con la sensibilización, la reflexión y el debate, a partir de las fotografías creadas por las y los participantes de anteriores ediciones de ‘Material sensible’, así como de sus testimonios grabados en video.

Se trata de un taller que fomenta la lectura crítica de imágenes y potencia las habilidades visuales del alumnado, al tiempo que le informa de qué son los ASI y sus aspectos clave, además de que le ofrece recursos para pedir ayuda en caso de ser víctima de este tipo de abuso o de situaciones abusivas en general.

Esta iniciativa de la Fundación Photographic, desarrollada nuevamente en conjunto con Fundación Vicki Bernadet, surge de la experiencia previa con las visitas guiadas a las exposiciones de Material sensible, que nuestra área educativa ofrece a estudiantes en cada edición del proyecto. Detectamos que en el transcurso de estas visitas o después de ellas, un alto porcentaje del alumnado presente realizaba alguna revelación acerca de situaciones abusivas. Este hecho, sumado a la problemática de que el 90% de quienes sufren ASI no lo revelan hasta la edad adulta, nos animó a acercar el proyecto directamente a las escuelas para contribuir a la detección precoz de abusos y para ofrecer así información y herramientas a los menores.

‘Material sensible’ también será un documental

Otro punto clave de Material sensible es dar a conocer al gran público la realidad de los ASI y estimular el imprescindible debate social acerca de una problemática necesitada de urgente intervención. Por esta razón,  durante el año pasado iniciamos el rodaje de un documental, aprovechando el desarrollo de la tercera edición del proyecto, donde se explica en qué consiste, su función y valores.

Esperamos poder estrenarlo este 2022, destinado a una audiencia nacional, a través de Filmin. La colaboración con dicha plataforma audiovisual es producto de las experiencias positivas cosechadas con las visitas guiadas online a las exposiciones World Press Photo en Barcelona de 2020 y 2021, un producto novedoso, creado y realizado por Fundación Photographic y difundida con éxito a través de Filmin, que también tendrá continuidad este año.

Exposición > “Toros y toreros”, de POMÉS, MASPONS, MASATS y CAZALIS

Archivo fotográfico Oriol Maspons

III, de la serie para el libro “Toreo de Salón”. Ed. Lumen, 1963 © Oriol Maspons

La galería Anne Clergue, en Arlés (La Provenza, Francia) inaugura el 16 de abril de 2022 la exposición colectiva “Toros y Toreros”, que se podrá visitar hasta el 14 de mayo y en cuya concepción y organización ha colaborado la Fundación Photographic.

Se trata de un viaje en blanco y negro por el mundo de la tauromaquia y su entorno, desde los años 50 hasta la actualidad, en el que destaca la mirada de tres fotógrafos catalanes de vanguardia reunidos por primera vez en una galería de arte francesa, Leopoldo Pomés, Oriol Maspons y Ramón Masats, a los que se suma también un fotógrafo mexicano actual, Carlos Cazalis.

La muestra reúne obra a la venta (vintage y copias actuales certificadas) de todos los fotógrafos mencionados.

Archivo fotográfico Leopoldo Pomés

La Algaba, Sevilla, 1957 © Leopoldo Pomés

De Pomés (Barcelona,1931- Girona, 2019), Premio Nacional de Fotografía en 2018 y fotógrafo de la sensualidad durante la gris España del franquismo, se exponen fotografías de su libro “Toros”, publicado en 1996. Desde su muerte, esta es la primera vez que sus archivos se abren para ser expuestos en público.

De Maspons (Barcelona, 1928 – 2013), renovador del lenguaje fotográfico durante la década de los 70, se muestran fotografías de la aclamada serie “Toreo de salón”, que publicó en 1963 junto al fotógrafo Julio Ubiña y textos de Camilo José Cela.

Archivo fotográfico Ramón Masats

Arcos de la Frontera, Cadiz, 1959 © Ramon Masats

Y de Masats (Caldes de Montbui, 1931), también Premio Nacional de Fotografía en 2004, se presenta una selección de fotos vintage y contemporáneas muy representativas de su serie taurina.

Además, la muestra colectiva suma fotografías inéditas que Cazalis (Ciudad de México, 1969) tomó a José Tomás cuando volvió a los ruedos en 2022, también en blanco y negro.

Archivos representados por Photographic

Tanto el Archivo Maspons como el Archivo Pomés son gestionados por la Fundación Photographic, junto a los herederos de sus autores. Su inclusión en esta muestra colectiva es fruto de la labor de la Fundación para seguir internacionalizando el valioso e indispensable legado de los grandes autores nacionales.

Photographic gestiona directamente y también apoya la labor de los herederos de diversos archivos fotográficos fundamentales para nuestra memoria histórica con el fin de asegurar su buena conservación, catalogación y difusión, así como su merecido reconocimiento público e institucional, a través de la organización de exposiciones y actividades divulgativas.

Los servicios de representación que ofrece el equipo de Photographic a autores y/o a sus familias contemplan la investigación, la asesoría, la creación de herramientas de gestión y el diseño personalizado de estrategias de promoción, el comisariado de exposiciones, la venta de copias certificadas y la internacionalización de su legado.

Exposición > “La luz presente”, de FERRAN FREIXA

El fotógrafo Ferran Freixa falleció en 2021. La exposición retrospectiva “Ferran Freixa. La luz presente”, que se podrá visitar a partir del 22 de abril en el Museo Boca del Calvari de Benidorm, supone un homenaje a su figura y obra por parte de su familia y allegados, en colaboración con la Fundación Photographic, que ha asumido la gestión de su patrimonio junto a sus herederos.

Esta primera muestra póstuma del autor, ofrecerá una visión de toda su trayectoria como destacado referente del documentalismo subjetivo, que exploró la belleza y poética de la luz en todas sus series fotográficas, ya fueran arquitectónicas, paisajísticas o acerca de objetos cotidianos.

La exposición está comisariada por sus hijas Marina Freixa y Mar Sorribas, y organizada por el Ayuntamiento de Benidorm, junto a la Fundación Photographic.

Archivo fotógrafo Ferran Freixa

Mar Cantábrico, País Vasco, 1977 ©Archivo Ferran Freixa

Trayectoria creativa

En 1973, la fotografía se convierte en el lenguaje de expresión artística de Ferran Freixa, tras estudiar dibujo y haberse dedicado al diseño gráfico en su Barcelona natal. A partir de 1978, su obra se empieza a difundir en publicaciones nacionales e internacionales, coincidiendo con su especialización profesional en fotografía de arquitectura e interiorismo. Su actividad en ese ámbito influencia desde un inicio su trabajo fotográfico más personal, tanto a nivel formal como temático.

Durante la segunda mitad de la década de los setenta, se gesta en Barcelona una verdadera revolución de la fotografía que se conocerá como “creativa”. En este contexto, Freixa empieza a consolidar una mirada particular que se sirve del blanco y negro para hacer encajar, de una manera impecable, la frontalidad, el equilibrio en la composición, la precisión y la importancia de la luz en la construcción de la imagen.

Archivo Fotográfico Ferran Freixa

Hotel Infante de Sagres. Porto, Portugal, 1984 ©Archivo Ferran Freixa

Una muestra que glosa la obra de Freixa

El documentalismo subjetivo del autor pasará por diferentes etapas, que se recogen en esta exposición a modo de retrospectiva, desde el año 1973 hasta el 2013. Es sorprendente observar cómo en todas sus imágenes permanece un sello personal absoluto, hilos invisibles que parecen tejer una personalidad estética con las temáticas que le apasionaban: el Mediterráneo, la ruina y la erosión del patrimonio cultural, la monumentalidad arquitectónica clásica, la naturaleza recuperando el terreno arrebatado, la ciudad, o la belleza de los objetos cotidianos en hoteles y restaurantes. 

En pocas fotografías vemos figuras humanas y, aun así, en todas ellas se adivina la huella de la vida que fue o el preludio de la que será. Observar las imágenes de Ferran Freixa es ser testigos de un trabajo fotográfico sin prisa, íntimo y poético.

Archivo Fotógrafo Ferran Freixa

Venus de Cnidos. M.N.A.T. Tarragona, 1987 ©Archivo Ferran Freixa

Esta cuidada selección monográfica es la primera en exponerse tras fallecer Ferran Freixa el pasado junio de 2021. Su familia -con el apoyo y colaboración de la Fundación Photographic, junto a compañeros y amigos del autor- ha querido revisitar y homenajear su trayectoria en esta particular circunstancia. Ha sido, sin duda, un ejercicio repleto de nostalgia, que enlaza plenamente con la obra de Freixa, porque la nostalgia ha sido un elemento que siempre le ha acompañado, guiando su mirada y trayectoria fotográfica.

Ferran ya no está entre nosotros, aunque sigue presente en todo lo que habría fotografiado: la belleza, el tiempo, la sombra y la luz.

Esposición organizada por el Ayuntamiento de Benidorm, el Museo Boca del Calvari, el Archivo Ferran Freixa y la Fundación Photographic.

Comisariada por Marina Freixa Roca y Mar Sorribas Roca, con la dirección del proyecto expositivo por parte de la Fundación Photographic.

Con la colaboración de Tecla Sala, Revela’t y Fundació Palau.

Jurado del Star Photobook Dummy Award 2022

Estos son los miembros del jurado de la edición 2022 del Star Photobook Dummy Award, nuestro premio anual para maquetas de fotolibro.

En esta edición, el jurado estará compuesto por:

  • Mireia P. Carbonell, directora de arte y diseñadora gráfica.
  • Nicolas Janowski, artista y comisario, nominador del fotolibro ganador del Star Photobook Dummy Award 2021.
  • Alex Llovet, fotógrafo, editor y fundador de Ediciones Posibles.
  • Alice Monteil, responsable área educación, Photographic Social Vision y terapeuta Gestalt.
  • Ramón Reverté, director editorial, Editorial RM.
  • Arianna Rinaldo, comisaria independiente y asesora en fotografía.

Organizado por la Fundación Photographic Social Vision, en colaboración con las editoriales Phree, Ediciones Posibles y RM, el Star Photobook Dummy Award ofrece la oportunidad y el acompañamiento para publicar un fotolibro a partir de una maqueta, en su fase final de diseño e ideación, presentada por un equipo internacional de nominadores.

 

Azkarate y Biarnés exponen en Les Bernardes

Inauguramos dos nuevas exposiciones de mujeres pioneras cuyos archivos fotográficos representamos, Isabel Azkarate y Joana Biarnés, en el Espai de Cultura Contemporània Les Bernardes de Salt (Girona).

Dentro del ciclo “Rostros eternos” que organiza Les Bernardes, la última aparición pública de una de las más grandes actrices del Hollywood clásico merecía una exposición propia. Y eso es lo que ofrece “La incansable Bette Davis”, una muestra de Isabel Azkarate, primera mujer fotoperiodista de Euskadi y todavía en activo, donde se rememora la despedida final de la estrella cinematográfica, que en 1989 acudió a recoger el Premio Donostia pocos días antes de su muerte. Comisariada por Robert Fàbregas, director del centro cutural Les Bernardes, incluye fotografías inéditas de la visita de la Davis al Festival de Cine de San Sebastián, en 1989.

Bette Davis en el Festival de Cine de Donostia, 1989. © Isabel Azkarate

La alegría es doble porque la muestra de esta imprescindible fotógrafa vasca coincidirá en tiempo y espacio con “Dives i còmplices” (Divas y cómplices), una nueva exposición de Joana Biarnés, comisariada para la ocasión por nuestra Fundación. Se trata de una selección de retratos, mayoritariamente inéditos, de Rocío Jurado, Sara Montiel, Lola Flores, Marisol, Massiel y muchas otras populares e influyentes mujeres durante los años de la Transición, captadas por Joana en la intimidad.

Lola Flores y una amiga bailando en su casa. Los Gitanillos, Marbella, 1967. © Arxiu Joana Biarnés

Ambas exposiciones se inauguran el 4 de marzo de 2022 en Les Bernardes Espai de Cultura Contemporània (c/ Major, 172, Salt. Girona), bajo el título genérico “Rostres eterns” (Rostros eternos), que también engloba otras interesantes muestras del mismo espacio cultural. Seguirán abiertas al público hasta el 27 de mayo (de lunes a viernes, de 9 h. a 21 h. y sábados de 10 h. a 13 h. y de 16 h a 20 h.).

Tita Cervera en la terraza de su casa. Madrid, década de los sesenta. © Arxiu Joana Biarnés

Actividades complementarias

El sábado 5 de marzo, contamos con la presencia de la propia Isabel Azkarate para ofrecer la conferencia “Descubriendo el legado fotográfico de la primera fotoperiodista vasca”, nuevamente en Les Bernardes, con entrada libre. En su charla, la autora revisa algunas imágenes de sus más de 40 años de profesión, sacando a la luz un archivo que no sólo incluye el glamour de sus años como fotógrafa oficial del festival cinematográfico de Donostia, sino también temas sociales y políticos como el día a día del conflicto vasco durante los primeros años 80, los atentados de Sendero Luminoso en Perú, o reportajes dedicados a tribus urbanas y a cuestiones de género, entre otros. De mano de la propia Isabel, conocemos su trayectoria fotográfica y vital y su archivo, actualmente en proceso de investigación por parte de Photographic, que enriquece nuestra memoria historica y hace visible el legado de las mujeres fotógrafas de finales del siglo XX.

Por otra parte, el viernes 29 de abril a les 19:30h tendrá lugar una conferencia titulada “El legado de Joana Biarnés” a cargo de Silvia Omedes, directora de nuestra Fundación, e Imma Cortés Pueyo, que forma parte del área profesional de Photographic.

Además, el 19 de abril a las 19h., el libro recopilatorio de obra de Biarnés, “Disparando con el corazón”, editado por Blume, centrará una sesión gratuita (aforo máximo de 10 personas) del Club de Lectura d’Art que cada mes organiza Les Bernardes.

Entrevista > SANTI DONAIRE, ganador de la III Beca Joana Biarnés (2ª parte)

El fotógrafo documental Santi Donaire (Jaén, 1988) nos ha hablado acerca de su trayectoria y su visión del fotoperiodismo en una primera parte de esta entrevista. Ahora vamos a centrarnos en ‘Hasta que la tierra aguante. Retrato de la agricultura y ganadería industrial en España y sus consecuencias ambientales, humanas e identitarias’, el proyecto con el que ha ganado la tercera edición de la Beca Joana Biarnés para Jóvenes Fotoperiodistas

El fallo del jurado lo define como “un proyecto tan ambicioso como pertinente, que abarca asuntos tan urgentes como el cambio climático, la España vaciada, la absoluta precariedad de muchos de los trabajadores del campo que malviven con sueldos de miseria en condiciones insoportables, la falta de agua, el agotamiento de los terrenos o la contaminación ambiental”..

Por Carlos G. Vela

Fotografía de “Crudo”, un proyecto anterior de Santi Donaire.

¿No se siente vértigo al afrontar un proyecto que abarca tantas facetas como ‘Hasta que la tierra aguante’?

Trato de combatirlo disfrutando cada paso del camino que supone esta oportunidad. Aunque sí noto una responsabilidad muy grande, no sólo por ser un proyecto que va a implicar mucho esfuerzo y trabajo, sino porque quiero que nos hable a todos y todas, es decir, que sintamos que esto no va de realidades lejanas que provocan otras personas.

Quiero realizar un retrato y una reflexión donde todo el mundo se sienta incómodamente incluido, y no un juicio sobre lo mal que está todo o lo mal que lo hace la gente que produce alimentos. La producción y consumo alimentarios en este país forman un sistema circular donde participamos la sociedad entera, y donde la población de las ciudades tiene una responsabilidad determinante.

Hasta hace relativamente poco, mis abuelas se sorprendían cuando veían una ensalada de tomate en enero. Su generación sólo comía fruta y verdura de temporada y su reacción es el mejor ejemplo de cómo ha cambiado nuestro modelo de producción. Si queremos tomates todo el año en cada rincón del país y que además salgan baratos, se necesitan invernaderos con consecuencias ambientales desastrosas y una mano de obra muy barata y sin apenas derechos. Esto es lo que me gustaría que repensáramos en común.

Acabas de mencionar a tus abuelas. ¿Te han inspirado ellas este proyecto? En la introducción del dossier que presentaste a la Beca, cuentas que ya no existe el Jaén de sus recuerdos …

Yo salí de Jaén con 17 años, he vivido en varios países y en varias ciudades. Sin embargo, siento que nunca me fui del todo de Jaén. Soy una persona que le da mucha importancia al arraigo familiar y a la pertenencia a un lugar. Mis abuelas, como mi madre, mi padre o mis amistades, son referentes de vida y fuente de inspiración constante.

De esta raíz y arraigo nace la curiosidad y motivación de este proyecto. Nace de pasear por Jaén con mi familia y con mis abuelas y de hablarme ellas de cómo se bañaban en los ríos que ahora bajan casi secos o contaminados, o cómo la recogida de la aceituna estaba inundada por el “jaleo” del cantar de los pájaros, mientras que hoy todo es silencio. Hoy nada de eso queda y es ese, precisamente, el motor de esta investigación, saber el porqué un pasado que nos contaron, ya no existe.

Una imagen de “Crudo”. © Santi Donaire

Recientemente, ha habido mucho debate acerca de las macrogranjas y el modelo ganadero en España. ¿Crees que puedes encontrarte con ciertas resistencias en el desarrollo de tu investigación?

Sin duda me voy a encontrar resistencias. Probablemente, de los grandes propietarios y empresarios que se juegan mucho porque se sienten amenazados cada vez que señalamos o cuestionamos su modelo de negocio. Hay muchos intereses de estos propietarios y de fondos de inversión que invierten decenas de millones de euros para mantener y expandir un modelo productivo, que está provocando una herida inmensa. Por lo tanto, sí, creo que en muchos sitios no voy a ser bienvenido y creo que va a ser realmente difícil que me dejen entrar a ver una macrogranja, aunque lo intentaremos, sin ninguna duda.

Pero también espero encontrarme puertas abiertas, porque tengo la sensación de que la gente que resiste y apuesta por otra manera de hacer las cosas sobre el terreno, tiene muchas ganas de contar su realidad. Por eso para mi es muy importante hacer partícipe a las personas que sean fotografiadas y que el objetivo no sea señalarles a ellos, sino hacer una reflexión conjunta entre la ciudad y el campo.

Imágenes del proyecto “Crudo” del mismo autor.

© Santi Donaire

¿Crees que hay voces que no se están escuchando en este debate acerca del modelo mayoritario de explotación alimentaria?

Lo creo firmemente. No se escuchan voces ni territorios. Los medios de comunicación de este país limitan su interés al eje Madrid-Barcelona y todo aquello que se salga de este binomio o de los municipios de más de 200.000 habitantes, no existe. A mí me interesa la periferia, me interesa precisamente todo lo que sale de ese ensimismamiento de la ciudad.

Llevas ya dos años documentándote sobre la producción alimentaria industrial e intensiva, mucho antes de presentarte a la Beca. Y tu opinión acerca de sus consecuencias es claramente negativa. ¿Hasta qué punto estás dispuesto a que tu investigación se abra a perspectivas distintas?¿Cuán importante te resulta la objetividad en el fotoperiodismo?

Para mí, hay dos perspectivas que tienen que convivir. Por un lado, está la realidad que ofrecen los datos científicos, que no son una opinión personal, si no una foto nítida y contrastada de las consecuencias de este modelo de producción. Y ahí entran los estudios que desde hace décadas alertan que ya vamos tarde para frenar el cambio climático, o los análisis del propio Ministerio de Agricultura, que señalan a España como el país que usa más pesticidas en Europa.

En segundo lugar, mi trabajo, aún siendo periodístico y basado en datos y realidades contrastadas por fuentes de prestigio, quiero que tenga una visión subjetiva y de autor, acerca de cómo yo entiendo y cuento esta realidad. Creo que el feminismo nos ha enseñado que la objetividad no existe, que lo que se ha llamado “objetividad” es oficializar una manera de ver el mundo muy patriarcal y, si me apuras, muy anglosajona y occidental. Yo me identifico más con ser honesto a la hora de asumir que soy un sujeto que va a ir a contar la realidad con sus ojos y sus ideas, pero que tiene que ser absolutamente fiel a la información, los datos y sus protagonistas.

¿Quieres conocer más sobre

la trayectoria del ganador de la III Beca Joana Biarnés

y sobre su visión del fotoperiodismo?

¡No dejes de leer la 1ª parte de esta entrevista!

Entrevista > SANTI DONAIRE, ganador de la III Beca Joana Biarnés (1ª parte)

Hablamos con el fotógrafo documental Santi Donaire (Jaén, 1988), cuyo proyecto ‘Hasta que la tierra aguante’ resultó vencedor de la tercera edición de la Beca Joana Biarnés para Jóvenes Fotoperiodistas.

En esta primera parte de nuestra charla, nos cuenta su visión del fotoperiodismo, valora la situación actual del sector y revisa parte de su trayectoria hasta el momento. En la segunda parte de la entrevista, desgrana los detalles de su galardonado proyecto, que investigará las consecuencias sociales y medioambientales de la producción industrial intensiva.

Por Carlos G. Vela

El fotógrafo Santi Donaire, ganador de la III Beca Joana Biarnés.

Al saberte ganador de esta edición de la Beca, hiciste un tuit de agradecimiento donde afirmabas que Joana Biarnés era para ti un referente. ¿Qué sabías de la que fue primera mujer fotoperiodista de España y cómo conociste el premio que lleva su nombre?

Desde los 18 años he estado muy involucrado en el mundo de la fotografía documental y el fotoperiodismo. Así que cuando nació la Beca, me enteré porque sigo el trabajo que realiza la fundación Photographic Social Vision y desde el primer momento me llamó la atención por el gran equipo que había detrás, por ser una beca destinada a jóvenes creadores/as y porque me había quedado prendado de la figura de esa gran persona que fue Joana.

Conocí su historia cuando me vine a vivir a Ibiza. Al poco de llegar, alguien me habló de una fotógrafa que durante muchos años tuvo un restaurante en la isla. Empecé a buscar información, vi el documental sobre ella, fotografías de su archivo y me quedé completamente prendado de su trabajo y de Joana. Sus retratos y su valentía por abrirse camino en un mundo y una profesión absolutamente entregada a los hombres, me parece un referente de alguien que hacía este oficio porque creía en él profundamente. Y esto lo siento así porque cuando Joana pensó que (lo que le ofrecía el sector) ya no tenía sentido, se retiró y se fue a disfrutar de la vida a Ibiza. Espero que una de las oportunidades que surjan de esta Beca sea poder conocer de cerca el Archivo Joana Biarnés y poder bucear en su vida. Sin duda, sería un privilegio.

A esta tercera edición de la Beca se presentaron más de 40 proyectos, que el jurado independiente redujo a seis finalistas. ¿Te imaginabas ganador?

En un certamen así, donde sabes que el jurado es realmente exigente y vas a competir con enormes propuestas, tienes pocas esperanzas de ganarlo. Yo estaba muy contento con la propuesta que hice, porque llevaba dos años preparándola con una documentación bastante extensa, pero uno envía el dossier y trata de no hacerse ilusiones porque hay mucho talento joven, descubierto y por descubrir.

¿Conocías ya al resto de finalistas?

Tengo que reconocer que no. Y creo que es consecuencia de la falta de unión y conexión provocada por la precariedad de esta profesión. Sin embargo, conforme fui conociendo sus trabajos, me quedé absolutamente enamorado, tanto de lo que ya habían hecho como de las propuestas que presentaban a la Beca. Trabajos muy potentes conceptualmente, donde se proponen temas tan vitales y transversales como la desigualdad o la identidad. En definitiva, admiro profundamente a mis compañeros y compañeras finalistas y me he quedado con muchas ganas de conocerles en persona. ¡Espero que esto pase pronto!

Donaire recibe la Beca, junto a Silvia Omedes, directora de Photographic, y Samuel Nacar, anterior ganador .

Samuel Nacar, ganador de la anterior edición de la Beca felicita con un abrazo a Santi Donaire.

La Beca apoya el desarrollo profesional de fotoperiodistas de edades entre 18 y 35 años. Según tu experiencia. ¿qué oportunidades tenéis los jóvenes de desarrollar una carrera en nuestro país?

El panorama es bastante desolador, y no por ser pesimista, sino para denunciar la absoluta precariedad que sufre la profesión periodística y fotográfica. Las redacciones han sido desmanteladas, ya no existen los fotógrafos en plantilla, ahora todos somos eternos colaboradores a los que se paga a 10 euros la foto, o a 100 euros un reportaje que te ha costado 500 euros producir.

Nos debería hacer reflexionar que las pocas oportunidades que hay en esta profesión sean irse del país o trabajar para medios extranjeros. Esto es desolador para el oficio y para la sociedad porque, al final, estamos contando las realidades de otros territorios, en lugar de la nuestra propia, o estamos llevando nuestra realidad a lectores que están a miles de kilómetros y que no podrán hacer nada para cambiar lo que ahí contamos. Y esto no es culpa de los/as trabajadores/as, esto es responsabilidad de los medios estatales y locales, que desde hace tiempo no están apostando por la fotografía ni por el fotoperiodismo. Por eso hay que señalar a los dueños de los medios, pero también a las instituciones, fundaciones y organizaciones para que apuesten para que haya ayudas, becas como esta o cualquier programa que cree y apoye económicamente el panorama fotográfico tan maravilloso que hay en este país.

El anterior ganador de la Beca, Samuel Nacar, nos contaba lo útil que le habían resultado las tutorías de seguimiento del proyecto que incluye la Beca Joana Biarnés y cómo le habían ayudado a no estancarse y progresar en su trabajo. ¿Qué esperas tú de estas tutorías?

Yo siempre concebí el fotoperiodismo y el periodismo como un trabajo en equipo. Crecí con esa idea romántica de las redacciones trabajando todos a una, con los editores guiando tu historia. Sin embargo, la realidad está bastante lejos de ese sueño utópico. La vida del freelance es bastante solitaria y eso te obliga a ser tú mismo quien revisa tus planteamientos y propuestas. Hoy en día, tú te propones el tema, lo haces, te lo revisas y lo vendes. Por eso, tener un tutor que durante 9 meses me acompañe y aconseje es, sin duda, una de las experiencias que más me apetece. Tengo muchas ganas de aprender y de dejarme guiar.

Al escogerte ganador, el jurado destacó que eres “un fotógrafo de una madurez sobresaliente, tal y como acreditan algunos proyectos previos como ‘Hijos de la Desmemoria’ o ‘Crudo’” (pueden consultarse en la web del autor). ¿Crees que esos trabajos te han preparado para afrontar la investigación que ahora afrontas con ayuda de la Beca?

Recuerdo que cuando era más joven admiraba a esos/as fotógrafos/as que podían hacer una lectura de su trayectoria, de sus intereses, lenguajes y preocupaciones. En aquel momento, me costaba muchísimo mirar atrás y ver una coherencia entre un proyecto u otro, incluso entre una fotografía y otra. Ahora siento, todavía de manera difusa, que el camino recorrido me ha llevado a temas que tienen que ver conmigo más de lo que me imaginaba, a cosas que quiero contar y que me preocupan.

Una imagen del reportaje “Crudo” © Santi Donaire

‘Crudo’ fue la primera vez que giré mi mirada fotoperiodística, anclada en la inmediatez de la prensa diaria, a realidades más permanentes, macros y micros que conforman la historia de un país. Me sorprendía que se hablase de la escasez y el desabastecimiento en Venezuela como un problema coyuntural, cuando el país ha tenido problemas similares en distintas épocas. Claro que el contexto y el Gobierno del momento eran responsables de lo que pasaba entonces, pero siempre eché en falta ir a los motivos estructurales, que son los que provocan las situaciones y los que rara vez tienen cabida en la frenética inmediatez mediática. Por ello me centré en qué significa ser la mayor reserva de petróleo del mundo y quise mirar desde el pozo petrolero hasta la clase alta venezolana. Ahí descubrí que me siento muchísimo más atraído por el día a día de un ganadero o de una campesina, como forma para entender la realidad de una sociedad, que por las protestas en la calle o las reuniones de altos cargos.

Cuando volví a España, empecé ‘Hijos de la desmemoria’, que fue mi segundo proyecto y en el cual sigo inmerso. Tenía muchas ganas de hacerme preguntas sobre quiénes somos y fue así como me metí en la Memoria Histórica. Siempre me ha sorprendido muchísimo lo poco que se habla en el Estado español del hecho de haber vivido 40 años bajo una dictadura militar y sobre cómo nos ha afectado como sociedad el no haber juzgado los crímenes del franquismo. Gracias a este trabajo, me he encontrado con una sociedad absolutamente traumatizada por las heridas que nunca curó y con miles de personas que buscan respuestas y reparaciones.

Por lo tanto, después de haber recorrido dos países por sus zonas interiores, alejándome de los centros de interés mediático y buscando respuestas a los temas troncales que atraviesan a una sociedad, me encontré con la pregunta: ¿cómo se producen los alimentos que genera el mayor productor agrícola de Europa?

Donaire se refiere ahí a España y esa pregunta es la que centra su proyecto becado, cuyos orígenes, enfoque y aspectos más destacados nos cuenta.en la 2ª parte de la entrevista. ¡No dejes de leerla!

Santi Donaire gana la III Beca Joana Biarnés para Jóvenes Fotoperiodistas

Santi Donaire, fotoperiodista de Jaén, es el ganador de la III Beca Joana Biarnés por su propuesta “Hasta que la tierra aguante. Retrato de la agricultura y ganadería industrial en España y sus consecuencias ambientales, humanas e identitarias”.

Gracias a la Beca Joana Biarnés, el autor contará con 8.000 euros para desarrollar una investigación fotográfica, a lo largo de nueve meses y con el apoyo de un tutor. Para ello, viajará a Tenerife, Almería y Jaén, pasando por el degradado Mar Menor murciano o las macro granjas vacunas y porcinas de Aragón y Navarra, estudiando el impacto social y medioambiental de la producción alimentaria industrial intensiva.

Fotografía del proyecto “Crudo”, de Santi Donaire.

Según el fotógrafo galardonado, “España se ha convertido en los últimos 40 años en la despensa de Europa en cuestiones tan esenciales como la ganadería, la industria porcina, el aceite de oliva, el sector hortofrutícola, el aguacate o el plátano. Nuestro clima y nuestra privilegiada posición geográfica, unida a nuestro degradado y despoblado territorio, han hecho que el nuestro país se convierta en el gran productor alimentario del Viejo Continente. Hay que ver qué significa esto realmente y en qué condiciones se produce la comida que comemos y exportamos.”

“Hasta que la tierra aguante” busca revelar las consecuencias de estas prácticas intensivas, especialmente para quienes trabajan la tierra en aquellas localidades donde se desarrollan estas actividades. Son comunidades locales que han sufrido una gran transformación en apenas unos años, convirtiéndose en la primera línea de una industria que les necesita como mano de obra, pero que también afecta de forma importante al paisaje, al entorno y al modo de vida de su población.

Fotografía del proyecto “Crudo” de Santi Donaire.

En la justificación de su proyecto, Donaire relata: “La tierra que vivieron nuestras abuelas y padres, esa sociedad mayormente rural y de subsistencia, ha dado paso a una concentración urbana masiva, relegando al campo a las prácticas de producción industrial y masiva. Como si de nuestras propias vidas estresadas se tratara, la producción alimentaria ha sido sometida a una sobreexplotación, sin importar las consecuencias para nuestro medioambiente, para la gente que la trabaja y para sentirnos ajenos, y no herederos, de un paisaje que no se parece a lo que nos contaron. No solo nuestras vidas han sido despojadas de cualquier contacto con el campo y la naturaleza, sino que la industria ha hecho que el trabajo de la tierra esté despojado de ritmo biológico, humanización y sostenibilidad.”.

Fotografía del proyecto “Crudo”, de Santi Donaire.

La deliberación del jurado

El proyecto de Santi Donaire fue escogido por un jurado  independiente, que previamente había destacado seis finalistas de entre los más de 40 proyectos presentados a esta tercera convocatoria de la Beca Joana Biarnés.

En su fallo, el jurado define “Hasta que la tierra aguante” como “un proyecto tan ambicioso como pertinente, que abarca asuntos tan urgentes como el cambio climático, la España vaciada, la absoluta precariedad de muchos de los trabajadores del campo que malviven con sueldos de miseria en condiciones insoportables, la falta de agua, el agotamiento de los terrenos o la contaminación ambiental. Con una documentación exhaustiva y un planteamiento coherente, Santi Donaire nos propone un viaje por estas macroexplotaciones desbocadas, que nos obligan a plantearnos, como individuos y como sociedad si nos podemos permitir este modelo de alimentación, tanto por la manera de producir estos alimentos como por la responsabilidad que todos, como consumidores, tenemos”.

Como motivación para su decisión final, el jurado también opina que “Donaire es un fotógrafo de una madurez sobresaliente, tal y como acreditan algunos de sus proyectos previos como ‘Hijos de la Desmemoria’, sobre las exhumaciones de los fusilados durante el régimen franquista y enterrados en el cementerio de Paterna (Valencia), o ‘Crudo’, un retrato de la decadencia social y económica en Venezuela, consecuencia de la quiebra del rentismo petrolero”.

La Beca Joana Biarnés para Jóvenes Fotoperiodistas fue creada en 2019 por Photographic Social Vision, como homenaje a la primera mujer fotoperiodista de España y cumpliendo con su voluntad de que su legado sirviera para apoyar el desarrollo profesional de jóvenes fotoperiodistas de todo el país, al tiempo que la Beca pone de relieve temáticas y desafíos de necesaria difusión y reflexión social

Sobre Santi Donaire

Santi Donaire (Jaén, 1988) es fotógrafo documental, periodista y cofundador de la productora de documentales Nervio. Ha trabajado para medios como TIME, El País, The New York Times, Le Magazine du Monde, Los Angeles Times o The Telegraph, y ha sido galardonado con el Picture Of The Year International (2017) y el Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña (2019), entre otros. En 2021, junto al colectivo Nervio, presentó un documental sobre la crisis migratoria del Mediterráneo en el festival de cine y derechos humanos de San Sebastián. En los últimos años, se ha centrado en proyectos relacionados con la memoria histórica española.

Samuel Nacar expone “Cartas a Mariví”

El fotógrafo documental Samuel Nacar, quien en 2021  ganó la II  Beca Joana Biarnés para Jóvenes Fotoperiodistas, muestra el resultado de su proyecto becado en la exposición “Cartas a Mariví. La búsqueda de nuestra generación para encontrar un lugar en este mundo”, que se podrá visitar del 4 de febrero al 19 de marzo en Efti – Centro Internacional de Fotografía y Cine (c/ Fuenterrabía, 4. Madrid).

La muestra, producida y comisariada por Photographic Social Vision, es fruto de la investigación de Samuel Nacar acerca de una generación abocada a la precariedad, jóvenes sin oportunidades en su tierra, que emigran a las grandes ciudades de la península. Abandonan la España periférica, un territorio sobre el que casi nunca se cuenta nada  y cuyo desmantelamiento industrial produce un progresivo abandono, generando una España vaciada.

“Este proyecto nace de mi interés por retratar esa España y de explicar cómo la debilidad estructural de nuestra industria provoca un efecto dominó que termina con la despoblación de nuestra geografía”, explica Samuel Nacar.

Maria Victoria Ortiz es de Miranda de Ebro, migró a Barcelona a estudiar y por la falta de oportunidades en su ciudad natal. “Miranda era cruce de caminos y fue muy importante ferroviariamente, había muchos cines, había ambiente de miércoles a domingo, teatros y ahora con suerte hay un cine.” Posa en las Marismas de Catoira, Pontevedra, 22 de julio 2021.

Nacar ha recorrido casi 12.000 kilómetros de periferia española, detectando un patrón que se repite: el colapso lo encuentra en Linares (Jaén), tildada de “ciudad con más paro de Europa” desde que hace ya una década cerrara la fábrica de automoción Santana; la desindustrialización la ubica en Andorra (Teruel), localidad que rivalizaba en nivel de vida con Estocolmo, hasta que llegó el anuncio de cierre de la central térmica de Endesa; y la resistencia la encuentra en A Mariña (Lugo), donde un 30% del PIB de la provincia depende de la americana Alcoa, una de las mayores productoras de aluminio del mundo, donde los trabajadores han asumido parar temporalmente la producción para impedir el posible cierre de la fábrica.

El pie de una torre eólica en los Montes de Buio. Mariña Lucense, Lugo. © Samuel Nacar

Un proceso imparable que se extiende de Cádiz a León, por provincias que una vez fueron ricas y hoy ven marchar a su juventud. Samuel Nacar da voz a estos y estas jóvenes, que no encuentran futuro en sus localidades de origen, ante el convencimiento de que allí jamás podrán ejercer el trabajo para el que se formaron, optar a comprar una vivienda o plantearse siquiera tener descendencia. 

Lucia Alcaine posa delante de un hotel de Andorra (Teruel), que lleva años cerrado. Se irá a Bilbao, porque en su ciudad no puede estudiar lo que quiere. La central térmica que nutría de empleo al pueblo y a la comarca cerró en 2020. © Samuel Nacar.

LA BECA QUE HA HECHO POSIBLE ESTE PROYECTO

Esta exposición es el resultado de la II Beca Joana Biarnés,  que ha permitido a Samuel Nacar desarrollar el proyecto durante nueve meses, además de contar durante todo el proceso con el asesoramiento de la tutora Jessica Murray, directora de Al-liquindoi, una asociación cultural que se dedica a la formación de fotógrafos documentalistas en todo el mundo.

Otorgada por un jurado independiente, la Beca fue creada por Photographic Social Vision con el doble objetivo de ayudar al desarrollo profesional de jóvenes autores de todo el país y de visibilizar temáticas de necesaria reflexión social

La Beca Joana Biarnés para Jóvenes Fotoperiodistas es posible gracias a Generalitat de Catalunya, Ajuntament de Terrassa, Escuela EFTI, Foto Ruano Pro y Archivo Joana Biarnés. 

SOBRE EL AUTOR


Samuel Nacar (1992) es fotógrafo documental. Durante los últimos años ha trabajado cubriendo las rutas migratorias hacía Europa. En 2016 publicó el libro “Pisadas de agua y sal” con la editorial Pagés. Ha trabajado como freelance para El País, la Deustche Welle, TRT y otros medios. Trabajó como segundo cámara en el documental “Ulysses” de National Geographic dirigido por Samuel Granados. Ha sido el project manager de “El futuro es ahora” para Playground. Ganó la segunda beca Joana Biárnes y ha ganado el premio a mejor proyecto por el documental “Taranta” en el festival de cine Abycine. Entre otros reconocimientos a su carrera ha ganado el IPPA awards, medalla de oro en los PX3 por su cobertura del desalojo de Calais en 2016.

  • “Cartas a Mariví”. Del 4 de febrero al 19 de marzo de 2022.
  • Sala Fujifilm de Efti. c/ Fuenterrabia 4, Madrid.
  • De lunes a viernes de 9 a 22:00 h. Sábado de 10 a 14:00 h y domingo cerrado.

Finalistas de la III Beca Joana Biarnés

¡Ya conocemos los proyectos finalistas de la III Beca Joana Biarnés!

El jurado de expertos de la III edición de la Beca Joana Biarnés ya ha terminado el proceso de revisión y selección de los proyectos candidatos. Dado el alto nivel de todas las propuestas presentadas, la deliberación fue larga, intensa y minuciosa hasta dar con seis finalistas, cuyas propuestas han querido destacar especialmente. Los detallamos a continuación, incluyendo algunas líneas explicativas extraídas de cada proyecto:

  • ‘Desertores del ‘arao’. De Quinquis a mercheros, la etnia de los invisibles’, de Sergi Rugrand, fotógrafo y videógrafo de L’Hospitalet de Llobregat.

© Sergi Rugrand.

Quinquis, Quincalleros, Languilleros, Moinantes, Andarrios, Murris… Son muchos los nombres con los que, según el lugar en el que se encuentren, pueden ser conocidos los Mercheros: una etnia de origen y costumbres aún difusas en España. Erróneamente identificados como descendientes mestizos del pueblo gitano, se trata una identidad propia muy poco conocida que, al igual que otras minorías, ha sufrido la marginación y el peso de los prejuicios por parte de la sociedad. Se especula que proviene de un grupo social de personas que en la Baja Edad Media fueron “desertores del arado”, abandonaron las tierras de los señores feudales y empezaron a buscarse la vida recorriendo los caminos de la península, convirtiéndose así en un pueblo nómada. Herméticos, endogámicos, y con un dialecto secreto, los mercheros siguen siendo hoy en día, el pueblo de los invisibles.

 

  • ‘Generación perdida. Entre dos crisis sociales’, de Adra Pallón, fotógrafo documentalista residente en Lugo.

© Adra Pallón.

Somos la generación mejor preparada de la historia de los países del sur de Europa. Se nos vendió un futuro que aquí no existe. Heredamos la desindustrialización y la turistificación de nuestros países. Las políticas europeas proyectaron la actividad económica de los países sur-europeos hacia una actividad basada en el sector servicios, convirtiendo a estos en el resort turístico de los países del norte, países que si tienen una industria y una economía floreciente y sólida. Este hecho trajo consigo un precipitado aumento hacia la precariedad laboral, la brecha social y la gentrificación. Este último fenómeno ha potenciado la pérdida de viviendas por parte de las familias y la inaccesibilidad a ella por parte de los jóvenes, parte de esa generación perdida que vive entre dos enormes crisis.

 

  • ‘Hasta que la tierra aguante. Retrato de la agricultura y ganadería industrial en España y sus consecuencias ambientales, humanas e identitarias’, de Santi Donaire, fotoperiodista de Jaén.

Imagen de otro proyecto del mismo autor: “Crudo” © Santi Donaire

La tierra que vivieron nuestras abuelas y padres, esa sociedad mayormente rural y de subsistencia, ha dado paso a una concentración urbana masiva, relegando al campo a las prácticas de producción industrial y masiva. Como si de nuestras propias vidas estresadas se tratara, la producción alimentaria ha sido sometida a una sobreexplotación, sin importar las consecuencias para nuestro medioambiente, para la gente que la trabaja y para sentirnos ajenos, y no herederos, de un paisaje que no se parece a lo que nos contaron. No solo nuestras vidas han sido despojadas de cualquier contacto con el campo y la naturaleza, sino que la industria ha hecho que el trabajo de la tierra esté despojado de ritmo biológico, humanización y sostenibilidad.

 

  • ‘La gran unión: materiales para construir una imagen’ de Marius Ionut Scarlat, fotógrafo nacido en Rumanía y residente en Guadalajara.

© Ionut Scarlat.

Este es un proyecto sobre la comunidad rumana que vive en España y sobre la deconstrucción de la imagen de los inmigrantes rumanos en los medios de comunicación españoles. Se han generado, a lo largo de los años, diferentes prejuicios y estereotipos que afectan a toda la comunidad. El objetivo es conocer, por un lado, si el mensaje transmitido ha calado en la sociedad y, por otro lado, cómo recibe el inmigrante este mensaje.

 

  • ‘Locas. Una investigación visual sobre la representación de la salud mental en España’, de Natalia Lázaro Prevost, fotógrafa y periodista de Barcelona.

Otro proyecto de la misma autora, “Acts of Resistance” © Natalia Lázaro Prevost.

El proyecto trata sobre la representación histórica de la salud mental, que visualiza las prácticas abusivas ejercidas contra el cuerpo enfermo, especialmente de la mujer, y explora nuevas alternativas de comprensión del malestar mental desde la perspectiva de testimonios actuales que conviven con problemas de salud mental. A través de ejemplos históricos recopilados en centros de salud mental de Cataluña y España, el proyecto revela sus vinculaciones con el sistema actual de salud mental y denuncia las fallas en el abordaje de esta temática en nuestro país.

 

  • ‘Talassa. Dones a un mar que s’apaga’, de Bruna Casas. Fotoperiodista con base en Barcelona.

© Bruna Casas.

El Mediterráneo es la segunda región del mundo más afectada por la crisis climática, solamente por debajo de la Antártida. El nivel del mar sube sin parar y las aguas se calientan más deprisa de lo que la vida marina puede aguantar. Este proceso de degradación afecta a la vida de muchas personas, especialmente de las que, por su oficio, han vinculado su vida a este mar. Este proyecto acompaña a un grupo de mujeres: pescadoras, capitanas, biólogas, armadoras, … Todas ellas trabajando en un mundo de hombres y todas luchando por un mar que, poco a poco, se apaga.

 

ANUNCIO DEL PROYECTO GANADOR

El proyecto ganador de la III Beca Joana Biarnés se anunciará el próximo 4 de febrero a las 19:00 h en el Espacio Creativo UNONUEVE (c/Gutemberg, 4. Madrid), coincidiendo con la presentación de “Cartas a Mar´iví. La búsqueda de nuestra generación para encontrar un lugar en este mundo”, que es la exposición resultante de la anterior edición de la Beca. Aquella II edición la ganó Samuel Nacar con un proyecto sobre desindustrialización y despoblación en España. El resultado de su investigación se expondrá hasta el 19 de marzo de 2022 en la Sala Fujifilm de Efti.

 

CANDIDATOS Y JURADO

De los 41 proyectos presentados este año 5 propuestas son de colectivos y 36 individuales. La mayoría de participantes se encuentran entre los 28 y 32 años (un 41%), con una distribución equilibrada entre participantes femeninas (52%) y masculinos (48%). Su ubicación geográfica proviene de Cataluña (49%), seguida de la Comunidad de Madrid (29%), aunque ha habido procedencias muy diversas, tal y como queda reflejado en los seis finalistas.  

El jurado lo ha compuesto por el fotoperiodista Edu Ponces; la fotógrafa Imma Cortés, también investigadora del Archivo Joana Biarnés; el periodista y documentalista Karlos Zurutuza, especialista en derechos humanos y conflictos armados; el fotógrafo y editor gráfico Rafa Badia, también profesor especializado en narrativa fotográfica y fotografía documental; y la fotógrafa Sofía Moro, especializada en retrato editorial y derechos humanos.

Desde Photographic, queremos agradecer el apoyo a todas las entidades que han colaborado en la difusión de esta convocatoria, incluyendo escuelas de fotografía, asociaciones y sindicatos de fotógrafos y periodistas, universidades, festivales de fotografía, revistas especializadas y agendas culturales.

La Beca Joana Biarnés para Jóvenes Fotoperiodistas cuenta con la colaboración de Generalitat de Catalunya, Ajuntament de Terrassa, Escuela Efti, Foto Ruano Pro y el Archivo Joana Biarnés.