Maspons y Rahola, archivos que asesoramos

La gestión de archivos fotográficos de autor es una de las áreas de experiencia de la Fundación y es reconocida nuestra labor de representación de la obra de Joana Biarnés, Jacques Léonard e Isabel Azkarate. Además, Photographic Social Vision también asesora a archivos como los de Oriol Maspons y Mey Rahola. Dos fotógrafos tremendamente valiosos, artística e históricamente, a la gestión de cuya obra nos sentimos honrados de aportar nuestro conocimiento, participando de la estrategia para su necesario reconocimiento público e institucional.

Oriol Maspons (1928-2013)

Oriol Maspons

Desde finales de 2019, asesoramos a Àlex Maspons, hijo y heredero del legado fotográfico de Oriol Maspons, reconocido retratista de la llamada gauche divine, cuyo trabajo abarcó todo tipo de géneros, desempeñando un papel clave en la renovación del lenguaje fotográfico en España durante las décadas de los 50 y 60.

Maspons ingresó en 1951 en la Agrupación Fotográfica de Cataluña. En 1955 se trasladó a París, donde frecuentaba los ambientes fotográficos. Al volver a Barcelona, se hizo profesional y formó sociedad con Julio Ubiña. Se dedicó al reportaje, al retrato, a la moda y a la publicidad. Trabajó para La Gaceta Ilustrada, L’Oeil, Paris-Match, Boccaccio, Expression y Elle, entre otras revistas. Publicó una gran cantidad de libros, entre los que destacan los editados por Lumen en la colección Palabra e Imagen: Toreo de salón, con Julio Ubiña y textos de Camilo José Cela; La caza de la perdiz roja, con textos de Miguel Delibes, y Poeta en Nueva York, sobre poemas de Lorca.

Recientemente, El MNAC celebró la primera gran retrospectiva de su obra, “Oriol Maspons. La fotografía útil, 1949-1995”, comisariada por Cristina Zelich, que revisó más de cuatro décadas de actividad del barcelonés. La exposición se complementó con la publicación de un libro con el mismo título de la exposición.

Mey Rahola (1897-1959)

Mey Rahola

Aún muy pocos han podido disfrutar de su magnífica obra y, sin embargo, fue una pionera catalana de la fotografía artística en los años 30, cuando esta técnica estaba prácticamente vedada a las mujeres. Su propia familia, desconocía la importancia de su legado hasta hace apenas una década, , cuando su bisnieto Lluís Bertran Xirau, a quien La Fundación tiene el gusto de asesorar, y la investigadora Roser Martínez se dispusieron a recopilar y analizar este valioso fondo de imágenes.

Remei “Mey” Rahola pasó gran parte de su vida en Cadaqués, pero nace en León debido a los traslados laborales de su padre, jefe de ingenieros de ferrocarriles y aficionado a la fotografía del que heredó el interés por la cámara. Tras la muerte de su progenitor, Rahola se casa con el abogado Josep Xirau Palau, luego destacado político catalanista. Y fue junto a su cuñado, Joan Joan Xirau, también gran aficionado a la fotografía, que Mey aprendió las técnicas de revelado. La llegada de la Segunda República le permite dedicarse a su pasión por el “arte de la luz” y pronto despunta en exposiciones, siendo la única mujer representando a España en el III Saló Internacional d’Art Fotogràfic de Barcelona u obteniendo tres galardones en el concurso “Catalunya 1934”, donde es la única mujer premiada. Antoni Campañà, el entonces reputado fotógrafo del que décadas después se recuperarían las famosas “cajas rojas”, se convierte en su mentor y amigo. Rahola experimenta con inesperadas geometrías en composiciones originales y dinámicas. Y, junto a temáticas más tradicionales, profundiza en la fotografía nocturna y en la temática marítima. De hecho, Mey obtiene el título de patrón de embarcación y comparte con su marido un velero, que en cierto modo representa sus ideales modernos de deporte y aventura.

La Guerra Civil trunca su carrera. Exiliados a Francia, ella toma los últimos retratos conocidos de Manuel Azaña, derrotado presidente de la República española, y para asegurar la supervivencia de su familia, aparca el arte y pasa a realizar fotos carnet y revelar trabajos de aficionados en su propia cocina. Sin embargo, nunca abandona del todo la curiosidad fotográfica e, inspirada por la corriente humanista francesa, su obra se acerca a la temática documental, con una estética que habría sido impensable para una mujer en la posguerra franquista. Cuando su marido consigue trabajo en la UNESCO, el matrimonio se muda a las afueras de París y recupera en buena medida su anterior estilo de vida. Pero Mey pasa su última década más interesada por la música que por la fotografía y fallece de un ictus con 62 años.

En septiembre 2020, la XI Biennal de Fotografía Xavier Miserachs y el Festival Internacional de Fotografía In Cadaqués presentan oficialmente a esta singular artista y su legado fotográfico. Por fin, ¡ha llegado la hora de Mey Rahola!

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,